ES|FR
Moï-yo-shop

C/Miverva, 6. 08006 Barcelona. MOÏ-YO CAFÉ         

CONTACTO        



 
  • En cualquier momento del día, cada vez que comas un trozo,
    Moï-Yo te envuelve con su delicioso olor,
    un aroma inconfundible.
    Poco a poco te impregnas de la esencia del chocolate.
    Luego cuando Moï-Yo se funde en tu boca,
    se desprende en ti todo su poder,
    te inunda con su magia,
    y te llena de felicidad,
    de vitalidad e irresistibles ganas de vivir.

    Su secreto está en unas materias primas de primera calidad y
    de origen exclusivamente ecológico
    que te lleva a
    enamorarte del genuino sabor de esta delicia de chocolate

ZELDA


Pastelera originaria de Estrasburgo, Alsacia una región con encanto, llena de historia, de leyendas y rica de una gran tradición de pasteleros.
Ya desde muy niña, Zelda empezaba a experimentar nuevos sabores los fines de semana en la cocina familiar.

Antes de dedicarse a la pastelería, Zelda se licenció en Filología Románica en la Universidad Marc Bloch de Strasbourg.

Zelda se formó en el arte de la pastelería francesa por maestros pasteleros alsacianos como Francis Viard, mejor obrero pastelero de Francia (Meilleur Ouvrier de France), ellos le enseñaron lo esencial, la calidad y el rigor.

En su obrador de pastelería, recordando a su tierra natal Zelda deseó recrear el pastel preferido de su infancia el "Moelleux au chocolat", un pastel mítico, al cual ella ha añadido toda la intensidad de un chocolate de calidad y la filosofía de una pastelería comprometida con aquellos que quieren seguir una alimentación sana elaborándolos con ingredientes exclusivamente orgánicos.

Zelda pone todo su saber artesano para garantizarte el máximo sabor y sobretodo para que sientas toda la alegría, la felicidad y el optimismo contenido en cada trozo de sus Moï.
Zelda os da la bienvenida en el mundo encantado de Moï-Yo.

Prueba la magia Moï- Yo, la felicidad en un bocado!
  • moiyo
  • moiliva
  • moinero
  • moiforica
ES|FR
contacto
C/Minerva, 6. 08006 Barcelona. MOÏ-YO CAFE         


Moï-yo es el auténtico pastel de chocolate francés, el verdadero “Moelleux au chocolat

Moï-yo nace con la pasión de un saber hacer artesano y la mejor selección de ingredientes 100% orgánicos.

Moï-yo es un placer, es una sensación única para los amantes del chocolate y para todos aquellos que aprecian la calidad de lo natural y eligen llevar una alimentación saludable.


En cualquier momento del día, cada vez que comas un trozo, Moï-yo te envuelve con su delicioso olor, un aroma inconfundible.

Su secreto está en unas materias primas de primera calidad y de origen exclusivamente ecológico que te llevan a enamorarte del genuino sabor de esta delicia de chocolate










EL PRINCIPAL INGREDIENTE DE MOÏ-YO

Cada ingrediente que constituye un Moï está seleccionado por la pastelera Zelda. 

Ella elige sus proveedores con mucha atención, con el fin de recibir constantemente unos productos de calidad.

Zelda ha apostado por este chocolate con sello "BIO EQUITABLE", un chocolate que proviene de Habas de Gran Calidad y cultivado por pequeños productores que venden su cacao a un precio que valoriza su labor esencialmente manual.


El chocolate contenido en los Moï proviene de tres Cooperativas de Cacao Biológico de la isla de Santo Tomé y Príncipe, también llamada Isla del Chocolate, de Ecuador y de la República Dominicana.

En comparación con un cacao híbrido de explotación intensiva , esta mezcla excepcional de habas de cacao de cultivo biológico ofrece un chocolate muy aromático que encantará a todos los grandes amantes del buen chocolate.


Pastelera originaria de Estrasburgo, Alsacia una región con encanto, llena de historia, de leyendas y rica de una gran tradición de pasteleros.

Ya desde muy niña, Zelda empezaba a experimentar nuevos sabores los fines de semana en la cocina familiar.


Antes de dedicarse a la pastelería, Zelda se licenció en Filología Románica en la Universidad Marc Bloch de Strasbourg.

Zelda se formó en el arte de la pastelería francesa por maestros pasteleros alsacianos como Francis Viard, mejor obrero pastelero de Francia (Meilleur Ouvrier de France), ellos le enseñaron lo esencial, la calidad y el rigor.


En su obrador de pastelería, recordando a su tierra natal Zelda deseó recrear el pastel preferido de su infancia el "Moelleux au chocolat", un pastel mítico, al cual ella ha añadido toda la intensidad de un chocolate de calidad y la filosofía de una pastelería comprometida con aquellos que quieren seguir una alimentación sana elaborándolos con ingredientes exclusivamente orgánicos.

Zelda pone todo su saber artesano para garantizarte el máximo sabor y sobretodo para que sientas toda la alegría, la felicidad y el optimismo contenido en cada trozo de sus Moï.

Zelda os da la bienvenida en el mundo encantado de Moï-yo.




el Moï de cada día



Necesitas pisar fuerte, volver a lo esencial? Degusta el genuino sabor francés nacido de esta mezcla untuosa y tradicional, con un aroma que evoca hogares franceses de antaño, un valor seguro.

Un chocolate de excepción mezclado con la sutileza de una mantequilla artesanal de alta calidad.


un amor de Moï



Necesitas algo del Mediterráneo para iluminarte el día? Deleítate del indescriptible sabor a verano gracias a unos ingredientes nacidos de la luz clara y limpia del Mediterráneo, y del sol intenso de los Trópicos.

Un chocolate de excepción mezclado con un aceite de oliva virgen extra de calidad suprema con olor afrutado que crea una combinación en la que sentirás la pureza de la naturaleza.


el Moï de los mares



Necesitas un día de contrastes, de emociones fuertes y de aventuras? Con un toque a mar, este Moï recuerda a las aguas de Bretaña cuyas olas tumultuosas nos traen esta mezcla mágica llena de contrastes, un sabor atípico.

Un chocolate de excepción mezclado con un caramelo salado elaborado a la forma tradicional de la Bretaña francesa con sal gris de Guérande, sal marina natural, muy rica en oligo-elementos, secada al sol.

el Moï de ensueño


Te apetece embriagarte de sabor, nostalgía? Sucumbe al delicado perfume de las cerezas, su olor será la puerta de los recuerdos, que te llevará a tu mejor primavera.

Un chocolate de excepción intenso, aromatizado con Kirsch un licor de cerezas silvestres típico de Alsacia.